mapaNuestra ubicación en  mapas
           

"al salir de Misa los fieles salgan como cristianos renovados cercanos a la Eucaristía, que den testimonio de Dios en sus vidas cotidianas, y que no se dediquen a murmurar unos de otros nada más cruzando el umbral de la iglesia ".   (Papa Francisco I)

Eventos Religiosos

Con una procesión desde la Iglesia de San Francisco de la Catedral de Azogues hacia el Estadio Municipal Jorge Andrade Cantos, con multitidinaria concurrencia de los fieles católicos de la provincia, se efectuó la eucaristía de acción de gracias y sesión solemne, por conmemorar la Diócesis de Azogues sus Bodas de Oro. La Santa Eucaristía fue prescidida 

El sábado santo es un día de oración junto a la tumba esperando la resurrección. Es día de reflexión y silencio. Es la preparación para la celebración de la Vigilia Pascual. Era costumbre, durante los primeros siglos de la Iglesia, bautizar por la noche del Sábado Santo, a los que querían ser cristianos.

Festividad cristiana en la cual se conmemora la muerte de Jesús de Nazaret . Se celebra durante la Semana Santa, después del Jueves Santo, y antes del Domingo de Resurrección o de Pascua. Este día, la Iglesia católica manda a sus fieles, como penitencia, a guardar ayuno y abstinencia de carne. Tampoco se celebra la eucaristía, sino la liturgia de la pasión del señor.

La fiesta cristiana que abre el llamado  Triduo Pascual , esto es, el período de tiempo en el que la liturgia cristiana y católica conmemoran la  pasión, muerte y resurrección  de Jesucristo. Constituye el momento central de la  Semana Santa y del año litúrgico. En concreto, se celebra la institución de la Eucaristía en la Última Cena, el lavatorio de los pies y la oración en el huerto de Getsemaní.

Es el día en que los cristianos conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén y su aclamación como Hijo de Dios . El Domingo de Ramos es el acontecimiento que marca el fin de la Cuaresma y el inicio de la Semana Santa, tiempo en que se celebra la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Cristo.

Iniciamos hoy el mes dedicado a Glorioso Patriarca San José en la Santa Iglesia Catedral. Acudamos a venerar al patrono de la Iglesia Universal .

Monseñor Oswaldo Vintimilla participó en el encuentro de los Rectores de Santuarios en Quito .

Hoy en la Capilla Episcopal se realizó el juramento de fidelidad y profesión de fe del Rvdo. Capellán. Manuel Pacurucu Caranqui, Vicario Parroquial de San Judas Tadeo de Chuquipata.

Página 2 de 2

Próximos Eventos

Capilla Episcopal

  • Misa por los migrantes, todos los miércoles a las 16h30 (4:30 p.m.).

Parroquia La Catedral de Azogues

  • Todos los días desde las 7h00 a 19h00 Exposiciíon y Adoración al Santísimo Sacramento en su capilla.
  • Rosario de la Aurora el primer sábado de cada mes, por las calles de la ciudad: 5h00 (5:00 a.m.) y a continuación la Santa Misa. 
  • Misa por el Rvdo. Padre Armando Fajardo, el primer martes de cada mes a las 15h00 (3:00 p.m.).
  • Misa del jueves Eucarístico y Sacerdotal a partir de las 11h00 (11:00 a.m.).
  • Misas del Niño Manuelito: el segundo domingo de cada mes a las 11h00 (11:00 a.m.); y todos los lunes a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Juan XXIII, los miercoles a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Carismático Católico, los jueves a las 19h00 (7:00 pm).
  • De martes a sábado los sacerdotes de la parroquia atienden a los fieles en el sacramento de la confesión en la mañana y en la tarde. 

Nos puedes seguir en www.radiocatedralazogues.com

Catecismo

CATESISMO85

Santo del día

mayo17

Acceso de Usuarios

Radio Catedral

descarga nuestra app

o de click Aquí

  Rvdo. P. Fausto Jimenez 

Párroco de "San Francisco de la Catedral" - Azogues

 

 

 

 

III DOMINGO DE PASCUA

Ciclo C - 5 de Mayo del 2019 - N.70

 

Los apóstoles han marchado de Jerusalén a Galilea, como les había indicado el Señor están junto al lago; en el mismo lugar o en otro semejante donde un día los encontró Jesús y los invito a seguirle, para hacer de ellos pescadores de hombres (almas para Cristo).

Al amanecer Jesús Resucitado se hace presente en la vida de los apóstoles, va en busca de los suyos para fortalecerlos en la fe y en su amistad; y para seguir explicándoles la gran misión que les espera. Los discípulos en ese momento no lo reconocen; pero pueden oírle cuando levanta la voz: ¿tienen algo de comer?, les pregunta el Señor, a lo que responden no; la vida de los apóstoles llevada por su propia cuenta, en ausencia de Cristo, su trabajado se torna estéril pues han perdido su tiempo; de la misma manera en la vida de cada uno de nosotros ocurre lo mismo, en ausencia de Cristo el día es noche; el trabajo estéril: una noche más, una noche vacía, un día más en la vida, nuestros esfuerzos no bastan; entonces nos vemos en la necesidad de Dios para dar fruto. Entonces el Resucitado dirigiéndose nuevamente a ellos les dice: “Echen la red a la derecha de la barca, y encontrareis”. Pedro obedeciendo a su palabra y confiando en ella echa la red al mar y consigue cantidad de frutos que ya no podían sacarla por la gran cantidad de pece; así podemos ver por la mañana con la luz cuando Jesús está presente, cuando ilumina con su palabra, cuando orienta la faena, las redes llegan repletas a la orilla.

Queridos hermanos cuando tenemos a Cristo presente en nuestra vida, nuestros días se enriquecen, el dolor, la enfermedad se convierten en un tesoro que permanece más allá de la muerte; la convivencia con quienes nos rodean se torna junto a Jesús, en un mundo de posibilidades de hacer el bien. Podemos mirar con claridad que es la obediencia y la confianza a su palabra lo que lleva a cumplir el milagro en nosotros saliendo de esta manera del trabajo infructuoso, de la fatiga, del cansancio que es propio de la naturaleza humana.

Luego de contemplar estos signos de Jesús Resucitado el apóstol Juan reconoce al maestro, y le comunica a Pedro: “Es el Señor”; el amor de Juan distinguió inmediatamente al Señor en la orilla: “El amor, el amor ve de lejos, el amor es el primero que capta esas delicadezas; aquel Apóstol adolescente, con firme cariño que siente hacia Jesús, porque quería a Cristo con toda la pureza y toda la ternura de un corazón que no ha estado corrompido nunca, exclamo “Es el Señor”.

Que nosotros los cristianos ya sea en la familia, en la comunidad o en la misma Iglesia aprendamos a distinguir al Señor en medio de los acontecimientos de la vida, que podamos decir muchas veces: “Es el Señor”. Junto a Cristo, siempre cerca de él, seremos apóstoles en medio del mundo en todos los ambientes y situaciones, que creamos como Pedro en el Señor, obedeciendo a su palabra y así veremos el gran milagro en nuestra vida.