mapaNuestra ubicación en  mapas
           

¡Oh María, Virgen Soberana,
gloria de los justos,
Hija humildísima del Padre,
Madre Purísima del Hijo,
esposa amadísima del Espíritu Santo!
 
Yo te amo y te ofrezco todo mi ser
para que lo bendigas; 
María, llena de bondad y clemencia, 
me acerco a ti y te invoco 
en estas horas de amargura 
para implorar tus favores.

Madre admirable, 
Madre de la divina gracia,
verdadero consuelo del que llora,
abogada dulcísima de los pecadores, 
presencia de Dios constante,
ten piedad de todos aquellos a quienes amo;
y por tu Inmaculado Corazón,
Sagrario y Templo de la Santísima Trinidad,
asiento de tu poder,
trono de sabiduría y océano de bondad,
alcánzanos que el Espíritu Santo
forme en nuestro corazón
un nido en que repose para siempre.
 
Alcánzame lo que tanto me hace falta, 
lo que con todo el fervor de mi alma te pido,
por los merecimientos de Jesús y los tuyos,
si es para gloria de la Trinidad Santísima
y bien de mi alma.
 
Acudo a ti como poderosa intercesora
para pedirte por esta muy difícil necesidad, 
por este imposible problema 
que tanta desesperación me causa 
y que me resulta inalcanzable por mis débiles medios:
 (hacer la petición con inmensa confianza).
 
Y, aunque para mí es casi imposible de conseguir,
en tu mano esta el concedérmela,
y de este modo pueda yo ver resueltos 
las dificultades, preocupaciones y dolor
que me provocan esta situación angustiosa.
 
¡Virgen Santa, noble reina de los ángeles,
Esposa del Espíritu Santo,
acuérdate de que eres mi Madre!, 
Tú que nos pones en comunicación con tu Hijo, 
que nos das los medios para llegar al Altísimo, 
te imploro presentes mis peticiones 
para que reciba urgente auxilio.
 
Dulce María, madre amada mía,
líbrame de los enemigos de mi alma 
y de los males temporales que me acechan en la vida, 
a ti sean mis afectos de gratitud y devoción. Amén.

Rezar la Salve, tres Padrenuestro, tres Avemaría y tres Glorias.

Próximos Eventos

Capilla Episcopal

  • Misa por los migrantes, todos los miércoles a las 16h30 (4:30 p.m.).

 

Parroquia La Catedral de Azogues

  • Todos los días desde las 7h00 a 19h00 Exposiciíon y Adoración al Santísimo Sacramento en su capilla.
  • Rosario de la Aurora el primer sábado de cada mes, por las calles de la ciudad: 5h00 (5:00 a.m.) y a continuación la Santa Misa. 
  • Misa por el Rvdo. Padre Armando Fajardo, el primer martes de cada mes a las 15h00 (3:00 p.m.).
  • Misa del jueves Eucarístico y Sacerdotal a partir de las 11h00 (11:00 a.m.).
  • Misas del Niño Manuelito: el segundo domingo de cada mes a las 11h00 (11:00 a.m.); y todos los lunes a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Juan XXIII, los miercoles a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Carismático Católico, los jueves a las 19h00 (7:00 pm).
  • De martes a sábado los sacerdotes de la parroquia atienden a los fieles en el sacramento de la confesión en la mañana y en la tarde. 

Nos puedes seguir en 

www.radiocatedralazogues.com

Catecismo

CATECISMO111

Santo del día

junio13

descarga nuestra app

o de click Aquí

  Mons. Oswaldo Vintimilla 

V Obispo de la Diócesis de Azogues

 

 

 

 

SÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO A

 

En una sociedad utilitarista y de comercio, como es la nuestra, las cosas sólo parecen tener sentido si responden satisfactoriamente a preguntas como "¿qué saco yo con esto?" o "¿para qué sirve esto?" Lo gratuito es difícilmente comprendido.
La amistad, el juego, la fiesta, Dios, e incluso el amor, se pretende que respondan a esta especie de cuestionario obligatorio. Si no tuviesen respuesta, habría que modificar esa vivencia hasta lograrla. Sólo se legitima la existencia de lo útil o lo provechoso. Las cosas gratuitas se identifican a las que no tienen sentido, a lo absurdo. Y sentido tiene hoy lo que sirve para mi mejora material. El calificativo "amigo", por ejemplo, ha venido a significar cualquier relación, por superficial que sea, con tal que exista la posibilidad de necesitar la ayuda de esa persona. Ya no tiene lugar aquello de "compañero y, sin embargo, amigo". La amistad se convierte en agarradero para subir en la vida. El supuesto amigo debe tener amigos que, con sus recomendaciones y enchufes, faciliten su labor escaladora. Asimismo, la fiesta se convierte en mera vacación o en motivo de atracción turística. El amor sirve para tener hijos o satisfacciones de diverso tipo. El deporte se convierte en trabajo (¿Hay algo más contradictorio que hablar de un "deportista profesional"?). Todo debe servir para algo. Y no es que a las realidades antes citadas no se les pueda encontrar una finalidad, pero lo cierto es que no se definen por ello, no son instrumentales.
Sin embargo, sin comprender lo gratuito, lo que no lleva consigo una contraprestación, es imposible entender mínimamente lo que puede significar el amor que Dios nos tiene o el que se nos pide que tengamos a los demás, incluso a los enemigos. Con el amor o con Dios no se comercia, ni siquiera honradamente, como hacían los fariseos. Dios y su actuar son gracia. Múltiples los pasajes del A.T. en los que se expresa la idea de que el amor que Dios tiene a su pueblo es absolutamente inmerecido.