mapaNuestra ubicación en  mapas
           

module positions

Iglesia de San Judas Tadeo de Chuquipata

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Fue anejo de Azogues, hasta que en 1785 recibió la primera demarcación para su ascenso a Parroquia independiente.

El señor don Miguel Malo propietario entonces de casi todo el centro de Chuquipata, proporcionó gratuitamente los terrenos necesarios para templo, cementerio, plaza, convento y cuadra parroquial.

EL CURA DE CHUQUIPATA

El Sr. Dr. Dn. Francisco Xavier Loyola y Prieto benemérito sacerdote cuencano, fue designado en 1806 Primer Cura Propio de Chuquipata.

En 1820, en un rapto de entusiasmo patriótico entró con su varonil parroquia de Chuquipata; y unido con los patriotas cuencanos dio el definitivo triunfo a la popular y esforzada independencia azuaya.

En 1831 después de 25 años de servicio parroquial, murió en la paz del Señor, fue sepultado en el Presbiterio del primer templo de Chuquipata.

FUNDACIÓN ECLESIÁSTICA

Llegó a ser en forma legal, desde junio 1 de 1806, como consta del Registro Oficial de Actas de la Curia de Cuenca, Libro primero 6 de noviembre de 1785--17 de enero de 1820-foja 126 al frente.

VISIÓN PARROQUIAL

Actualmente la parroquia continúa con la evangelización emprendida por los misioneros, religiosos y laicos que sembraron la fe católica en estas tierras.

Javier Loyola es un pueblo que conserva el legado de fe, religiosidad popular y tradiciones, fe que se mantiene viva a través de su transmisión a la nueva generación, prueba de esto muchos hermanos que migraron dentro y fuera del país vuelven a sus comunidades solo para celebrar la fiesta de su santo patrono y demuestran una ferviente devoción al Apóstol San Judas Tadeo cuya fiesta es bien concurrida el día 28 de octubre.

El trabajo pastoral se enfoca en tres aspectos fundamentales de la Iglesia: comunión, servicio y testimonio como una respuesta al llamado del Papa Francisco a vivir una “Iglesia en salida a las periferias existenciales” a partir del encuentro con Jesús en la celebración eucarística.

Patrono

SanJudasTadeoJavierLoyola

San Judas Tadeo de Chuquipata

El Patrono de esta parroquia, desde su fundación hasta 1931, fue San Marcial, Obispo, y uno de los setenta discípulos del Señor.

Al presente existe la romería perpetua al altar del Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, con aprobación del Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis Dr. Dn. Daniel Hermida en 1931 y confirmada en su Auto de Visita Pastoral de 1942.

Vicario Colaborador:

Rvdo. P. Manuel Sucuzhañay

 

Párroco:

Rvdo. P. Néstor Escamis 

 DNK 9721
Iglesia Central Bayandel
Iglesia Central Bayandel
Iglesia de Bayas
Iglesia de Bayas
Iglesia Matriz de Biblián
Iglesia Matriz de Biblián
Iglesia de Borrero
Iglesia de Borrero
Iglesia Catedral de Azogues
Iglesia Catedral de Azogues
Iglesia de Cojitambo
Iglesia de Cojitambo
Iglesia de Déleg
Iglesia de Déleg
Iglesia de Guapán
Iglesia de Guapán
Iglesia de Javier Loyola
Iglesia de Javier Loyola
Iglesia de la Dolorosa
Iglesia de la Dolorosa
Iglesia de Nazón
Iglesia de Nazón
Iglesia de Pindilig
Iglesia de Pindilig
Iglesia de Zhoray
Iglesia de Zhoray
Iglesia de San Marcos
Iglesia de San Marcos
Iglesia de San Miguel
Iglesia de San Miguel
Iglesia de Solano
Iglesia de Solano
Iglesia de Taday
Iglesia de Taday
Iglesia de Bayandel
Iglesia de Bayandel

Sobrevuelo en la Provincia del Cañar del Niño Manuelito

Próximos Eventos

Capilla Episcopal

  • Misa por los migrantes, todos los miércoles a las 16h30 (4:30 p.m.).

 

Parroquia La Catedral de Azogues

  • Todos los días desde las 7h00 a 19h00 Exposiciíon y Adoración al Santísimo Sacramento en su capilla.
  • Rosario de la Aurora el primer sábado de cada mes, por las calles de la ciudad: 5h00 (5:00 a.m.) y a continuación la Santa Misa. 
  • Misa por el Rvdo. Padre Armando Fajardo, el primer martes de cada mes a las 15h00 (3:00 p.m.).
  • Misa del jueves Eucarístico y Sacerdotal a partir de las 11h00 (11:00 a.m.).
  • Misas del Niño Manuelito: el segundo domingo de cada mes a las 11h00 (11:00 a.m.); y todos los lunes a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Juan XXIII, los miercoles a las 19h00 (7:00 p.m.).
  • Misa del Movimiento Carismático Católico, los jueves a las 19h00 (7:00 pm).
  • De martes a sábado los sacerdotes de la parroquia atienden a los fieles en el sacramento de la confesión en la mañana y en la tarde. 

Nos puedes seguir en 

www.radiocatedralazogues.com

Sistema "Sacramentos-DA"

A continuacion presentamos el Sistema "SAcramentos-DA" el cual permite:

  • Gestionar la información de los fieles que han recibido el/los sacramentos en la Diócesis de Azogues.
  • Gestionar, consultar y/o agendar certificados de los sacramentos que se han efectuado en la jurisdicción de la Diócesis.

WhatsApp Image 2020 12 03 at 23.59.23

En el siguiente link se direcciona al sistema:

Ir a Sacramentos-DA

 

Catecismo

CATECISMO113

Santo del día

11

 

Acceso de Usuarios

descarga nuestra app

o de click Aquí

  Mons. Oswaldo Vintimilla 

V Obispo de la Diócesis de Azogues

 

 

 

 

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO, CICLO B 

Las lecturas que acabamos de escuchar en este segundo domingo de adviento, contienen una serie de fases relativas a lo que podríamos llamar la "utopía" cristiana, es decir, el proyecto de un mundo mejor, en que desaparezcan los aspectos negativos del mundo actual. Vale la pena, por tanto, que la homilía de hoy la centremos en el análisis de las características esenciales de esa esperanza cristiana en unos tiempos utópicos, y en las consecuencias prácticas que tal esperanza conlleva.

Fijémonos, sobre todo, en dos de los textos que hemos escuchado. El primero, en la lectura, sacada de una de las cartas de san Pedro: "Nosotros, confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva en que habite la justicia". El segundo, en el salmo responsorial "La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan; la fidelidad brota de la tierra, y la justicia mira desde el cielo".

A través de estos dos textos nos damos cuenta de que es propio de la actitud del cristiano esperar unos tiempos utópicos, descritos como "un cielo nuevo y una tierra nueva", y como un triunfo definitivo del amor, la paz y la justicia. Pero es muy importante que tengamos presente de qué clase de utopía se trata, porque lo que llamamos "utopías" (literalmente: situaciones que no se dan en "ninguna parte") tiene el peligro de provocar dos reacciones contrarias: o bien suscita una reacción de violencia revolucionaria, si la gente cree que hay que poseer ahora mismo el mundo ideal y perfecto soñado en la utopía; o bien provocar una reacción de escapismo alienante, que todo lo deja para "un más allá" que no tiene nada que ver con nuestro mundo.

A lo largo de la historia, los cristianos hemos caído en una u otra de esas dos reacciones contrarias, aunque más bien nos hemos dejado dominar por la segunda, es decir, por la creencia de que todo esto tan bonito que esperamos no es para tenerlo ya en este mundo, sino que todo ha de quedar diferido a lo que se suele llamar "el otro mundo". La verdadera utopía cristiana, en cambio, intenta superar ambos escollos, trascendiéndolos. Por una parte, cree que el mundo mejor lo tenemos ya al alcance, porque en Cristo se ha realizado la máxima perfección humana. Pero, por otro lado, sabe que debemos hacer y rehacer día a día la incorporación de todas las personas a la obra de salvación que Cristo nos ha ganado y nos ofrece. Según una expresión usada por la teología actual, el cristiano sabe que "ya" tiene ahora la realidad de la utopía, pero "todavía no" la posee en plenitud. Como dice la constitución "Lumen gentium" (n. 48) del Vat. II: "La plenitud de los tiempos ha llegado hasta nosotros y la renovación del mundo está irrevocablemente decretada y empieza a realizarse en cierto modo en el siglo presente, ya que la Iglesia aún en la tierra se reviste de una verdadera si bien imperfecta santidad".

.